Empecemos por preguntarnos ¿qué es la consciencia?

Es un conocimiento que tiene la persona de si misma y de su entorno. Tengamos presente, que el conocimiento y la información  son aspectos completamente diferentes. Todo lo que se experimenta en primera persona se convierte en conocimiento y luego pasa a ser parte de nuestra verdad. Si no se convierte en verdad, será solo información que llevará a un cúmulo de creencias. 

Convierte las creencias en conocimiento.

Para acceder al conocimiento, es necesario la curiosidad, estar motivado a saber más. La información tiene que ser experimentada y luego evaluarla de manera racional. El conocer es sinónimo de comprender.

En cuestiones del Amor, se usaría la misma fórmula. 

Habrás escuchado a través de tus padres, tus amistades, la televisión, la radio, las redes sociales qué es el amor y cómo podemos amar. Pero si ese concepto lo tienes asociado solo a la parte sexual, reproductiva, romática, lamento decirte que te falta mucho por conocer. 

Para amar de manera consciente es necesario entrenarse en Inteligencia Emocional, ¿por qué? para que comprendas si el amor es una emoción y si está directamnete relacionado a ellas o no. A lo mejor el Amor es un sub-producto sentimental y le sobrevaloramos de manera innecesaria. 

Lo cierto es que a muchas deidades en diferentes culturas en el mundo, las han asociado a este concepto tan dificil de comprender. 

Las siete herramientas del amor.

-Aceptar

-Actuar

-Adaptarse

-Agradecer

-Asumir

¿Dónde están las otras dos?

Para poder amar hay que aprender a aceptar. Aceptar todo lo que experimento en mi vida. Para amar necesito tomar acción y debo aprender a adaptarme a todos los cambios externos. También tengo que practicar el agradecimiento y tomar responsabilidad de mis decisiones y acciones. 

Aprender a renunciar.

Cada una de esas herramientas implica una renuncia. Pero ¿a qué tenemos que aprender a renunciar en cada caso?

La palabra renuncia nos puede llevar a pensar sobre la debilidad, sobre la vulnerabilidad, sobre la pérdida de algo valioso, ¿verdad?. Bueno en parte es cierto, pero si te digera que ese algo tan valioso es tu propio Ego, ¿qué pensarías?

El Ego es quien entorpece el 100% de  las relaciones perosnales, laborales y sentimentales que hay en el planeta. Y si al Ego se le dice que debe renunciar a algo, lo va a poner muy complicado.

Te puedo asegurar que cuando yo comencé el estudio de las siete herramientas del Amor, mi vida cambió radicalmente. Logré neutralizar muchas de las tensiones laborales, familiares y sentimentales que llevaba arrastrando toda mi vida.  

Nada pasa por casualidad, todo tiene una causa. Por eso estás leyendo estas líneas. Asi que te animo a que si aún no has realizado el curso de Relaciones de parejas, te inscribas y completes los tres niveles. Si ya lo has hecho, te invito a que realices el curso avanzado de Siete Herramientas (bajo tu propio riesgo, hehe).

Espero verte pronto en los entrenamientos que tenemos especiales para tu mente y puedas desarrollar tu consciencia.

Gracias por existir.

¿Quieres profundizar sobre las Siete Herramientas que has leído?

Necesitas ayuda? Cuéntame