Cadenas de Amor

¿El amor encadena?

Parece una contradicción, pero en muchos casos, desafortunadamente no lo es. El amor no encadena. Nos encadena la cultura, las creencias, nuestros miedos, nosotros mismos.

Lo que pensamos y sentimos en nuestras relaciones familiares, personales o de pareja son falsas creencias, resultados de una herencia cultural. Al no cuestionar nuestros actos y repetirlos de manera automática estamos condenados a mantener relaciones sin éxito.

 ¿Has tenido la sensación de que cuando estás en una relación no tienes libertad?

¿Tener pareja te restaría libertad para hacer lo que te apetece?

Si crees que tener pareja es esclavizarte, estás por el camino del fracaso en tus relacioens. Si crees que la libertad es hacer lo que te apetece sin ningún tipo de límites, sigues en el camino del fracaso en tus relaciones.

Pero ¿sabes qué?, no te culpo por pensar de esa manera. Sólo me confirmas que eres el resultado de tragar entero todo lo que te enseñaron en tu edad infantil.

Piensa por un momento, si las personas a tu alrededor que tienen pareja son sanas emocionalmente. Te sugiero esta pregunta porque unas emociones mal gestionadas son las causantes de la sensación de encarcelamiento. Somos presos de nuestras emociones, de nuestras inseguridades, de nuestros miedos, no de nuestras relaciones.

 ¿Quien crees que tiene ama?, ¿el ego o el ser?

Nos hicieron creer repitiéndonos cientos de veces la frase: del amor al odio hay un paso, y esa forma de pensar nos acompañó durante toda nuestra adolescencia en plena formación de la personalidad en nuestra mente.

¿Esa creencia alguna vez te aportó paz interior? Si tu respuesta es no, cuestiónatelo. Algo de falsedad habrá en ella.

También creímos que el amor de una madre es incondicional. ¿Alguna vez te resultó contradictorio el comportamiento de tu madre y su amor incondicional? Si tu respuesta es si, cuestiónate la frase. Algo de falsedad habrá en ella.

El Ego es quien genera resistencia a la pérdida ocasionada por una ruptura sentimental. Muy posiblemente ese miedo fue causado por traumas no sanados en el pasado.

Tanto nuestras parejas como nuestros familiares han aprendido a amar, basándose en las creencias culturales. Luego, manifestamos nuestros sentimientos de amor desde los limitantes de la personalidad. Por eso nuestro imaginario cultural nos hace pensar que el amor encandena, nada mas lejos de la realidad.

El AMOR no tiene opuestos. Los sentimientos y las emociones si. Plantéate si AMAS desde la mente, la cultura o desde el corazón.

Espero verte pronto en alguno de los entrenamientos para la mente y la consciencia.

Gracias por existir.

Necesitas ayuda? Cuéntame