El ser humano es un animal social que responde dependiendo de su entorno. Estudios recientes en sociología, han confirmado que si a una persona la juntas con criminales, ésta tendrá una alta probabilidad de convertirse en una de ellas. Pero, por el contrario, si permanece mucho tiempo en una comunidad donde el respeto y la cooperación son valores presentes día a día, esta persona imitará dentro de su mapa mental, el comportamiento de los demás para sentirse incluida y parte de esa sociedad.

¿Cómo ve la neurociencia este estudio?

Posiblemente habrás visto alguna vez cómo los integrantes de grupos de música, cuando tocan en vivo, se comunican sin hablar para determinar cuando entran cortes, silencios o giros en la melodía que enriquezcan la canción. Pues bien, eso lo hace posible nuestra red neuronal (antiguamente conocidas como un grupo de neuronas espejo) la cual está programada para aprender desde la imitación cuando nacemos como medida de supervivencia.  Luego esta programación podrá verse implicada en procesos de cooperación, de sincronización mental y empatía entre muchas otras cosas en edades adultas.

Ahorabien, siguiendo con la referencia del estudio sociológico anterior, en las empresas, colegios y universidades ocurre un fenómeno parecido. Cuando se crean grupos de trabajo para alcanzar un objetivo común, personas a fines suelen fusionar comportamientos. Hay entrenamientos espeficicos para lograr tales objetivos; los llamados Teambuildings que refuerzan esos dialogos neuronales entre personas.

¿Recuerdas cuando estabas en el colegio o isntituto y en clase existían varios grupos de estudiantes? Los «desordenados», los «estudiosos», los «vagos», los «deportistas». 

Pero hay una constante en ese tipo de grupos: la competitividad.

Desde 1997 a 2014 la baja laboral a nivel internacional se incrementó un 230% por el sistema de competencia entre personas, grupos y empresas. Esa forma de comportarnos la hemos estado programando desde nuestra infancia antes de llegar a la universidad.

Hemos entrenado diariamente el uso del sistema límbico, nuestra parte del cerebro mas primitiva (conocido tambien como cerebro reptil), modificándola y adaptándola para un mercado lavboral hostil y sin escrúpulos. Es normal que en este tipo de entornos nos sintamos atacados y reaccionemos con una defensa. Si queremos sobresalir en la empresa donde trabajamos con el objetivo de preservar nuestra subsistencia (en el mercado laboral) atacamos y devoramos a quien tenemos delante: la competencia o nuestros colegas.

¿Qué genera este comportamiento social dentro de nosotros?

Nuestro cerebro libera un neurotransmisor llamado Cortisol, el cual es el encargado de elevar los niveles de estrés y ansiedad, ¿os suena?.

Los altos niveles de testosterona, liberada en entornos competitivos, potencia desequilibrios emocionales que nos pueden llevar al aislamiento (depresión) cuando no logramos alcanzar nuestros objetivos.

¿Qué pasa con el resto de nuestro cerebro? ¿Dónde está el Neocortex?

Tanto el neocortex como el lobulo prefrontal (LPF) son partes las partes mas «nuevas» de nuestro encéfalo y la manera cómo procesan los estímulos externos e internos son mucho más lentos que como se procesa desde el sistema límbico. Tanto el Neocortex como el LPF son los encargados de desanimalizar nuestros actos, aportan a la especie mamífera la característica humana, nos dan capacidad del autocontrol y cooperación. Pero para desanimalizarnos, es necesario un buen entrenamiento mental y cerebral enfocado a cambios de comportamientos.

El objetivo de Escuela de Mentores en todos sus programas de entrenamiento mental, es dar las herramientas neurocientíficas necesarias para que las personas logren de manera voluntaria, dirigida y sostenida ser conscientes de cada proceso mental interno.  Convertirse en un observador continuo de las emociones y de los estímulos que llegan a la mente, es un antes y un después en la vida de los alumnos.

¿Cuando decidirás cambiar tus propios paradigmas de comportamientos?

Decide si vale la pena seguir actuando desde el sistema límbico, siendo una persona reactiva (¿atacas o defiendes?) o entrenarte en aumentar las conexiones sinápticas en el neocortex para comenzar a comportarte desde la cooperación y los acuerdos.

Hagas lo que hagas con tu vida personal y profesionalmente, no podrás escapar de ser una persona 100% reactiva, productiva, cooperativa, resolutiva. Si quieres mejorar y sacar la mejor versión de ti mismo en todos los aspectos de tu vid,a logrando estados de paz y felicidad, contacta con nosotros.

Lee nuestros programas de formación e infórmate.

Tenemos herramientas de neurociencia muy poderosas para que puedas alcanzar tu libertad emocional y contagiar a otras personas que se encuentren en tu misma situación.

 

Te esperamos!

Necesitas ayuda? Cuéntame